UNIVERSIDAD DE ACONCAGUA

La Universidad de Aconcagua fue fundada el 29 de diciembre de 1989, estableciendo su primera sede en la ciudad de San Felipe, donde inició sus actividades académicas en marzo de 1990, para alcanzar su Plena Autonomía Institucional el año 2006, a través de Resolución Exenta del Ministerio de Educación, del 20 de enero de dicho año.

Su crecimiento y desarrollo a través de los años, la tienen hoy presente a lo largo del territorio nacional, con sedes desde Calama a Ancud.

En los últimos años, sus principales esfuerzos han estado centrados en el mejoramiento continuo y en la calidad de sus procesos formativos.

En el contexto anterior, el Modelo Educativo de la Universidad, recoge las actuales tendencias mundiales, promueve la inclusión; se retroalimenta permanentemente con el mercado laboral; y entrega un sello formativo, que más allá de los conocimientos propios de cada especialidad, dota a los egresados de habilidades como la comunicación efectiva, el liderazgo, el trabajo en equipo y la resolución de problemas, las cuales hacen la diferencia y facilitan su acceso al mundo del trabajo.

Actualmente la Universidad tiene en marcha su Plan Estratégico Institucional 2017-2022, el que contiene un conjunto de acciones y metas tendientes al cumplimiento de su Misión y que, entre otros objetivos, apunta a que la institución ingrese al Proceso de Acreditación en los próximos años.

Desde su fundación en 1989, la Universidad de Aconcagua posibilita el acceso a estudios superiores, tanto de jóvenes que recién egresan de la Enseñanza Media, como a trabajadores, que no tuvieron la oportunidad de estudiar en su juventud, o bien que aspiran a un nivel de formación superior o a una segunda carrera, para quienes cuenta con horarios y la metodología que hacen compatible el estudio con el trabajo. Esta coexistencia de jóvenes y trabajadores constituye un elemento enriquecedor de su comunidad y refrenda a la UAC como “un espacio abierto a todos

MISIÓN

La Universidad de Aconcagua tiene por propósito fundamental ser un agente efectivo para la superación personal y social de jóvenes y adultos, en especial de aquellas personas trabajadoras y provenientes de sectores más vulnerables, mediante procesos formativos de calidad, permanentes y recurrentes, articulados desde los niveles técnicos, proporcionando un entorno académico adecuado para el desarrollo de la docencia y otras actividades de carácter académico, con pertinencia nacional y regional, que permiten formar titulados y graduados competentes, responsables y con habilidades para desempeñarse en un mundo de cambio.
La Universidad de Aconcagua sustenta entre sus valores y principios, la independencia académica, científica, libre de influencias ideológicas, políticas y religiosas; sostiene los principios de igualdad, libertad, derechos humanos y la sustentabilidad en su concepción más amplia.

VISIÓN

La Universidad de Aconcagua aspira a ser reconocida como una institución educacional eficiente, de calidad y creadora de oportunidades, principalmente mediante el acceso a la educación superior de sectores más necesitados. Con presencia regional y ofreciendo programas académicos y de actualización laboral, desarrollo de proyectos y acciones de vinculación con el medio, pertinentes a los requerimientos de las regiones donde se inserta y del país, contribuyendo así al progreso de las comunidades en el marco de la sustentabilidad como principio orientador.

VALORES Y PRINCIPIOS INSTITUCIONALES

CALIDAD

Es el criterio rector de todas las actuaciones de la institución. Constituye un parámetro de exigencia y propende al mejoramiento continuo. La meta es el riguroso, cabal y eficaz cumplimiento de los compromisos corporativos. Integran este principio institucional el trabajo bien hecho, oportuno y creador de valor, la diligencia y la responsabilidad en toda interacción de la organización.

INTEGRIDAD (Honestidad, Ética y Probidad)

Es el ejercicio de la probidad en el cumplimiento de las labores habituales, junto con una actitud permanente de honestidad aceptando y asumiendo a cabalidad los resultados y consecuencias de la actuación individual y colectiva. La integridad como valor corporativo de la Universidad de Aconcagua se orienta a la formación del compromiso ético con la verdad en todos los miembros de la comunidad universitaria y a la adopción de la veracidad como orientador permanente de todos sus actos.

RESPONSABILIDAD SOCIAL UNIVERSITARIA

Constituye la clara y cabal comprensión del rol de la Universidad de Aconcagua como agente promotor de oportunidades de superación personal y social para jóvenes y adultos a nivel local, regional y nacional. Este compromiso se refleja en las orientaciones y acciones de la Universidad tanto respecto de sus estudiantes, como del medio en que se inserta. Asimismo promueve y estimula en sus estudiantes y en los miembros de la comunidad el apego a este valor institucional, entendiendo éste como la capacidad de comprometerse y actuar en forma correcta, coherente con la aspiración de contribuir a una sociedad más justa, equitativa y sustentable.

SUSTENTABILIDAD

La Universidad entiende la sustentabilidad como la existencia de condiciones económicas, ambientales y sociales que permiten un funcionamiento armónico de la sociedad, cautelando el desarrollo de las generaciones actuales, sin comprometer las posibilidades de las generaciones venideras. En concordancia con lo anterior, las actividades de la Universidad, académicas e institucionales, se desarrollarán de manera responsable y progresiva en línea con este principio, promoviendo una actitud responsable al interior de la comunidad universitaria, como asimismo en su accionar en pro del desarrollo local, regional y nacional.

LIBERTAD ACADÉMICA

La Universidad de Aconcagua se concibe como un espacio abierto a las diversas expresiones del pensamiento, siempre cautelando el respeto y la sana convivencia. Para la UAC es esencial promover la libertad de enseñar y debatir sin verse limitado por doctrinas o ideologías institucionales, la libertad de llevar a cabo estudios y difundir y publicar sus resultados dentro de las normas establecidas para ello, la libertad de expresar libremente opiniones académicas o posiciones personales, la ausencia de censura previa, y la libertad de participar en órganos académicos colegiados. Particularmente consideramos que un docente de la universidad deberá poder ejercer sus funciones sin sufrir discriminación y sin temor a restricciones por parte de órganos externos a la propia institución.

LIBERTAD ACADÉMICA

La Universidad de Aconcagua se concibe como un espacio abierto a las diversas expresiones del pensamiento, siempre cautelando el respeto y la sana convivencia. Para la UAC es esencial promover la libertad de enseñar y debatir sin verse limitado por doctrinas o ideologías institucionales, la libertad de llevar a cabo estudios y difundir y publicar sus resultados dentro de las normas establecidas para ello, la libertad de expresar libremente opiniones académicas o posiciones personales, la ausencia de censura previa, y la libertad de participar en órganos académicos colegiados. Particularmente consideramos que un docente de la universidad deberá poder ejercer sus funciones sin sufrir discriminación y sin temor a restricciones por parte de órganos externos a la propia institución.