El Modelo Educativo de la Universidad de Aconcagua se relaciona con la necesidad de dotar de un sello distintivo a los egresados de la UAC; generar la vinculación de la formación académica de los alumnos con la Misión y Visión de la Universidad; establecer niveles de formación homogéneos de los programas académicos en todas las Sedes de la Universidad; entregar una formación remedial que promueva la nivelación de conocimientos, una importante actualización de temáticas necesarias en la formación de una especialidad; y dar un sentido de unidad y coherencia académica al proyecto de desarrollo institucional.

 

Nuestro objetivo institucional es ayudar de manera eficaz y eficiente a la superación personal y social de jóvenes y adultos, por ello el Modelo Educativo UAC establece líneas de desarrollo de manera centralizada conjuntamente con la búsqueda de una formación profesional o técnica, donde el desarrollo de las habilidades laborales de carácter transversal sean su elemento singular, distintivo y Sello Institucional.

 

La implementación del Modelo Educativo UAC, para los alumnos nuevos de primer año de las carreras del Área de la Salud, se inició el año 2014 y paulatinamente cada año se han incorporado nuevas carreras vinculadas a las Áreas de las Ingenierías y Tecnologías, y Ciencias Sociales y Humanidades.