Universidad de aconcagua

NUESTRAS REDES
Filtro avanzado
Enviar

Noticias

PREPARÁNDONOS PARA EL CAMBIO

2018-07-12

La nueva Ley sobre educación superior número 21.091 implica un cambio significativo en lo que respecta al modelo de acreditación y el sistema de aseguramiento de la calidad.

Se crea una nueva institucionalidad pública con la creación de la Subsecretaría de Educación Superior y la Superintendencia para el área, las cuales serán parte del sistema de aseguramiento de la calidad.

Estos cambios implican ajustes que durarán varios años para llegar a régimen total el año 2025. Los ajustes van desde materias estructurales, como el modelo de acreditación institucional, los niveles de acreditación y la composición del Pleno de la CNA, hasta ajustes en nomenclatura y procedimentales.

Para llegar a la aplicación completa de las disposiciones de la nueva ley, el legislador estableció mediante el articulado transitorio de la misma ley, la manera y secuencia en que se deben ir cumpliendo las diversas etapas. En algunos casos establece fechas fijas y otros plazos asociados a ciertos hitos, por lo que resulta, para quien no conozca la técnica legislativa, muchas veces difícil de leer.

Hemos querido ejemplificar la transitoriedad en esta nota, con la salvaguarda que, en el caso de plazos asociados a hitos, es la estimación de la CNA de cuando pudiera o debiera ocurrir con cierta probabilidad. Sin embargo, con el fin de otorgar al menos certeza frente a los plazos que establece la transitoriedad de la ley, les contamos el paso a paso de dicha implementación el cual está, naturalmente, sujeto a los hechos que se sucedan establecidos en la normativa.

El 28 de mayo de 2018 fue publicada la ley dando inicio a la obligatoriedad de acreditación de los doctorados y determina el cese de la actividad acreditadora de las agencias privadas autorizadas previamente, en carreras de pregrado y magister, salvo en el caso de las carreras de pregrado de acreditación obligatoria de Medicina y Odontología, que tienen plazo para completar tales procesos hasta diciembre 2019 en las mismas agencias.

En abril de este año venció el plazo para acreditar programas de prosecución de estudios en carreras Pedagogía, establecido en la Ley 20.903.

Durante este año, además, la Comisión deberá modificar sus normativas sobre publicidad (la forma de señalar el estado de un programa en ella); iniciar la definición de las pautas de acreditación de pregrado con apoyo del Comité Coordinador formado también por la Superintendencia y la Subsecretaría de Educación Superior; avanzar en criterios y estándares aplicables a los doctorados; y recabar opiniones sobre la futura acreditación integral, su formato, criterios y estándares, así como la metodología que la CNA utilizará para seleccionar la muestra intencionada de carreras que incluirá este nuevo tipo de acreditación institucional.

Durante el próximo año (2019) se realizarán múltiples conversatorios públicos sobre estándares y criterios, que permitan recoger la opinión de todos los actores del sistema.

En febrero de 2019 se espera la instalación de los nuevos integrantes del pleno de la CNA, comisionados elegidos desde ternas de alta dirección pública por el Presidente de la República, algunos de ellos con consulta previa al Senado.

En mayo de 2019 vence el plazo para que las instituciones y carreras de pregrado de acreditación obligatoria no acreditadas ingresen al proceso para ser evaluadas con el modelo vigente actualmente. Y a partir de junio de 2019 será la CNA la que determine en qué fecha deben incorporarse las que no se hayan incorporado, siendo en el caso de la acreditación institucional una secuencia entre 2020 y 2024 usando el nuevo modelo de acreditación.

En cuanto a las especialidades médicas, debe tomarse en cuenta que el decreto n°8 del Ministerio de Salud establece un Reglamento de Certificación de ellas que les exige estar acreditadas con el plazo máximo de diciembre de 2019.

Durante el próximo año deberán aprobarse los criterios, estándares y procedimientos definitivos para la acreditación integral que afectará en forma obligatoria a todas las instituciones a partir de enero de 2020. Por lo mismo, durante 2019 se efectuará la formación de pares evaluadores, se desarrollarán los nuevos formularios y materiales para el proceso y la pertinente difusión hacia las instituciones.

A partir de enero de 2020 se inicia la acreditación institucional integral obligatoria con el nuevo modelo y todas las instituciones que se presenten a renovar su certificación ante la CNA serán evaluadas con las nuevas normas.

Finalmente, el año 2025, se reinicia la acreditación voluntaria de programas de pregrado, carreras técnicas, licenciaturas y/o carreras profesionales, sin obligatoriedad de acreditación mediante convocatorias anuales por parte de la CNA.

Este cronograma con el tiempo se irá ajustando a la sucesión de eventos que establezca la ley, pero es una guía base para entender este significativo cambio en el modelo de acreditación que implica una nueva etapa en el sistema de aseguramiento de la calidad en la educación superior chilena. Esperamos que esta oportunidad que abre esta etapa sea un significativo apoyo e impulso a la mejora continua de las instituciones.

Fuente: CNA CHILE
https://www.cnachile.cl/noticias/paginas/PREPARANDONOS-PARA-EL-CAMBIO.aspx